HISTORIA

Parroquia de la Inmaculada Concepción de María

HISTORIA

La Parroquia de la Inmaculada Concepción de María, ubicada en la colonia Álamos, nace el 20 de enero del 2011 con el decreto de erección con número de prot. 1/2011, se desmiembra de la Parroquia de San Sebastián y de Santa Teresita del Niño Jesús, los fieles de la colonia eran asistidos en sus necesidades espirituales por los sacerdotes de la parroquia de San Sebastián. A principios de la década de los años 80’s solo se contaba con el servicio de la misa dominical a las 09:00 horas y se hacía en lo que hoy es un camellón ubicado en Av. Industrialización. En ese tiempo se experimenta la necesidad de construir un templo digno para los servicios litúrgicos y necesidades espirituales de las personas cercanas a estas colonias y territorios. Con esta idea se coloca la primera piedra y se empieza a echar cimientos en medio de dicho camellón, tiempo después, el proyecto de construcción del templo fue cancelado, puesto que en ese lugar pasaban oleoductos de propiedad federal, actualmente se pueden observar dicha cimentación.

Ante tal realidad se hace el esfuerzo por construir en un terreno baldío ubicado a un lado del fraccionamiento privado Residencial Rinconada Álamos, correspondiendo al número 11, los colonos se unen para ir adquiriendo y levantando el templo, el terreno en algún momento fue llamado “lugar de basurero” apuntamos el siguiente testimonio: “Esta Capilla siempre fue conocida por la sociedad queretana como el interminable y polémico “Templo del Basurero” pues ahí se recolectaba papel, plástico y vidrio para reciclar y así tener fondos para la construcción”. Ya que se reciclaba cartón, plásticos, vidrios, maderas, y otros materiales para vender y obtener recursos monetarios para pago de trabajadores y material de construcción. A su vez se hicieron los trámites gubernamentales por adquirir la donación oficial del terreno por parte del Gobierno del estado a la Diócesis de Querétaro; quien a su vez lo donó a la Parroquia de San Sebastián A.R. en el año del 2007. A pesar de muchos intentos de diferentes patronatos, el avance en la construcción era muy poco y el resultado verdaderamente escaso.

Durante 26 años de intentar levantar el templo y ante tan poco avance en la construcción de templo se crea un nuevo patronato y es a partir de ahí en donde empieza la verdadera construcción y se da un gran impulso para admirar el templo que hoy se tiene. Dicho patronato se constituye oficialmente el 25 de enero del 2007, bajo el nombre de “Patronato pro-construcción del Templo Inmaculada de los Álamos A.C.” siendo sus integrantes activos hasta la conclusión de la obra:


  • Presidente: Araceli González de Vega
  • Secretaria: María Auxiliadora Concha de Soto
  • Tesorero: Ing. Rubén Espinosa Rivera
  • Pro-tesorera: Marta Pesquera de Rivera
  • Vocales: Ing. Ignacio Bonilla Duran, Araceli Mandujano Rangel, Dolores Martínez.

Este patronato puso como primordial objetivo la terminación del Templo, encontrándose con una comunidad muy dolida y con poca credibilidad, debiéndose esto a la cantidad de años que se llevaba en el intento.  

 

La primera misión del patronato fue de regularizar esta propiedad sacar el permiso de uso de suelo, pagar los adeudos de prediales, darse de alta en hacienda y ponernos al corriente con el seguro social porque lo que bien empieza, bien termina. Estos trámites y permisos se lograron en tan solo 6 meses, siendo oficial el comienzo de la reconstrucción con todos los tramites en orden, el 1 de junio del 2007, llevando la obra el Arq. David Alegría Juaristi y como arquitecto residente Jessica Alegría Izquierdo, es muy honroso mencionar que nunca cobraron honorarios por su trabajo, fue altruista.

 

Otro objetivo del Patronato fue siempre hacer partícipes a la comunidad y vecinos agradeciendo todo tipo de donaciones, el que todos fueran partícipes de la construcción con compra de boletos, rifas, eventos, etc., Pero tres familias fueron fundamentales para esta construcción; el Sr. Joaquín González Juaristi y su esposa la Sra. Lucero Perusquía de González, que gracias a la donación de un terreno se dio inicio a pasos agigantados a esta construcción. A la Sra. Carmen González de Vega, como pilar fundamental de esta obra, de la cual se recibía mes con mes una aportación económica, Y por último al Dr. Manuel Corona que gracias a la donación de otro terreno se concluyó el Templo.

 

Dios N.S. y la Sma. Virgen mueven el corazón de la familia de Don Antonio Martínez, quienes al ver todo esto y antes de la bendición de la Capilla donan una hermosa escultura de la Inmaculada Concepción que pertenecía a su familia por más de 100 años, es una magnifica imagen del siglo XVIII y ahora la titular de la Parroquia del mismo nombre.

 

El Templo fue bendecido como tal el 8 de diciembre del 2009. Siendo su señor Cura el Pbro. Agustín Saavedra Sosa, y el Obispo Don Mario de Gasperín Gasperín. Y percibiendo la gran necesidad que tenía la comunidad, el Sr. Obispo proclama este templo como parroquia el 1 de enero de 2011, y el 20 de enero es erigida y la toma de posesión del primer párroco el Ilmo. Mons. Salvador Espinosa Medina, quien fungió como párroco hasta el día 21 de marzo de 2012, fecha en que falleció debido a un paro cardiaco y al cual agradecemos todo lo que nos compartió de su sabiduría adquirida a lo largo de su vida.

Con el IX Obispo de la diócesis de Querétaro. Mons. Faustino Armendáriz Jiménez A partir del 2 de abril del 2012, es nombrado como segundo párroco al Pbro. Jaime Gutiérrez Jiménez.

El día 24 de marzo del año 2012 Don Faustino Armendáriz Jiménez IX Obispo de la Diócesis de Querétaro decide nombrar al segundo párroco y partir del 2 de abril del mismo año toma posesión de la parroquia el Pbro. Lic. Mtro. Jaime Gutiérrez Jiménez, como párroco de la misma que a la vez ostenta el nombramiento de presidente de la Comisión Diocesana para la Familia, adolescentes, Juventud, Laicos y Vida en Querétaro.

 

Teniendo como apoyo al Obispo Emérito Mons. Mario de Gasperín Gasperín, cuyo servicio presta a la parroquia desde julio del 2011 en las misas dominicales de las 11 horas; y a los sacerdotes: Pbro. Lic. Israel Arvizu Espino, que apoya a la parroquia desde septiembre del 2011, y a partir del 20 de agosto del 2016 apoya el Pbro. Dr. Javier Coellar Ríos ambos con nombramiento de adscritos.

También cabe mencionar el gran apoyo a la parroquia de los Padres Legionarios del Reino de Cristo, cuya casa está dentro de los límites territoriales, con dirección en la calle del Olmo 49, Álamos 2° sección, ellos llegaron a ser residentes en la parroquia en el año 2006 y cuyo superior en ese tiempo era el P. Rodolfo Ibarra Castañeda, LC. A partir del año 2014 nombran superior al Pbro. Juan Antonio Torres López LC.

 

Continuando con la construcción y los acabados de la parroquia se coloca el ambón en piedra de mármol y ónix siguiendo el mismo estilo del altar principal el día 24 de noviembre del 2012 y es bendecido por D. Faustino Armendáriz el 8 de diciembre del mismo año en la misa de Solemnidad de la Inmaculada Concepción. Se continuará con los acabados de la Iglesia y se coloca la sede de material en mármol completo con incrustaciones de piedras finas (Ópalo) y metales en donde están los 4 evangelistas y el pantocrátor para hacer armonía con el sagrario del templo y con el contorno de la decoración. Y se cambió el viacrucis todo en material ónix y fueron bendecidos el 8 de diciembre del 2013 por Mons. Mario de Gasperín Gasperín.

 

Ante la necesidad de un espacio propio para las familias con hijos pequeños, se construyó la capilla infantil y fue bendecida por el párroco el 27 de abril del 2013.

 

Otra de las necesidades prioritarias de la parroquia fue la construcción de criptas, para ello se adaptó un espacio que se consideraba como capilla chica, en el mes de agosto del 2014 se contrata a la empresa de Grupo Espazio y el día 2 de noviembre del 2014 se hace la bendición de este nuevo lugar de criptas.

 

Debido a que la asistencia de fieles a las eucaristías fue en aumento exponencial se hacen estructuras de metal y lonas para cubrir el atrio parroquial y a la vez la adquisición de sillas. El 5 de diciembre del 2016 se renuevan toldos y la estructura es más firme para que la gente viva la Eucaristía de manera cómoda.